20 oct. 2008

Feliz Cumpleaños Rimbaud

Texto de Felipe Revueltas

"Ahora puedo decir que el arte es una tontería". Jean Arthur Rimbaud





Feliz cumpleaños maestro. Feliz cumpleaños aunque te llegue al reverendo glande mi saludo. Feliz cumpleaños y si pudiera me uniría a tu mesa, desde donde orinas sobre todos aquellos pavos reales que intentan escribir sin una pizca de personalidad y lo hacen solo en sus cabezas, concretando solo nada, nada alabada luego por otros que también concretaron nada en un bar, donde la literatura se fue con la jalada de palanca de algún borracho que sentó a la belleza en sus rodillas y la injurió, pero ésta le mentó la madre y la acusó de violación.

Feliz cumpleaños, felices los curas, los corazones bajos las sotanas que son tan hombres como tubérculos son las papas. Felices los maricones, lesbianas y bisexuales, que no se hacen problemas para elegir, para plantear la libertad sin importarles la cosmovisión sesgada cada cinco segundos de la sociedad pacata, mentecata y barata de los moralistas, conservadores y rastrilladores del libre pensamiento.

Feliz cumpleaños porque tú sí encontraste el fin de la literatura, no a la utilidad, ni a la finalidad, sino el FIN, el saber cuándo detenerse al saber que la vida no necesita ser escrita ni inventada, sino solo basta con vivirla, puteando, engañando, maldiciendo, disparando, vomitando sobre la seda de cada cobarde que elige la vida mundana, recorriendo cada rincón del infierno, vendiendo fuego a los demonios de tu cabeza, rostizando tu espíritu encadenado a tu cuerpo, matando las horas, enterrándolas y bailando sobre sus tumbas.

Feliz cumpleaños cochino santurrón, genio renegado, lúbrico idólatra, erizo rabioso, adefesio de cloaca. Los que aprendimos de ti, nos agachamos con vergüenza porque te quisimos imitar, porque te mencionábamos y no sabíamos nada de tu obra. Perdón por pensar en cómo hubiera sido el mundo si no hubieras dejado la pluma a los 19 años, perdón por trasgredir a un pasado improbable, perdón por juzgar tu determinismo de mandar a la mierda a la belleza que además tenía la coxis espinada.

Y perdón también porque varios, desde que se enteraron de tu vida, recorríamos calles en constate tambaleo, buscando quizás un barco más ebrio que nosotros para encontrarte. Perdón por alternarte con Baudelaire, Verlaine, Mallarmé, Lautréamont, Bukowski, Martín Adán, Quiroga, Burroughs, Lovecraft, Poe, Whitman y demás zombis que en la vereda orinada han sido… (Continúa)

No hay comentarios: