17 abr. 2012

MANIFIESTOS: Contra los que asisten a los encuentros literarios / Carta abierta


Una carta abierta dedicada a los que suelen asistir a los eventos literarios con las únicas intenciones de jalar agua para su molino.

Carta Abierta
(Para antes de iniciar el evento)

Esta es una carta abierta dedicado a:

Los que vienen solo a presentar su libro.
Los que vienen solo a leer lo suyo y les importa tres carajos disfrutar de otros poetas.
Los que leen poemas sin figuras poéticas y hacen abuso del remate final, tipo chistecito
o sea, el poema devenido en cuento.
Los músicos que hace dos meses aprendieron a tocar la guitarra
y se estudiaron de memoria el cancionero hipón para figurar en el fogón.
Los que usan el truco Borges, de escribir con el diccionario en la mano
y pasar por pensador o filósofo.

Los que usan el surrealismo y no te lo explican ni en subtítulos.
Los que usan el truco Bukowski, escribir bien fácil
y no decir absolutamente nada salvo hip! hip! o snif! Snif!
(…)
Los que creen que solo hay cinco poetas en el mundo,
William Burroughs, Charles Bukowski y Rimbaud, ¿y si me faltan dos y qué?
Los que laburan el poema, los vitivinícolas del verso,
esos que dejan estacionar la hoja escrita uva para ver si resiste el tiempo.
(…)
Los poetas que viven en la calle y usan los ciclos para tener un techo por un par de horas.
Los travestis, prostitutas, linyeras, homos, milicos y bloggers devenidos en poetas,
que uno no sabe si aplaudir su poesía o perdonarles su condición con el aplauso,
como diciendo, qué simpático el puto este (y ojo que tenemos amigos putos y judíos).
Los que escriben nombrando a otro poeta groso en el poema mismo como diciendo,
yo soy amigo de Robertito Juarroz, pibe.

Los conductores de ciclos que leen diez poemas propios cada uno
y al final parece más un espacio individual que colectivo.
Los poetas que repiten ese mejor poema una y otra y otra vez.
Los performers que escriben muy mal pero su performance
transforma su escritura en más o menos algo regular.
(…)
Los que tienen más blogs que poemas.
Los vagos de la escritura que usan el truquito del haiku.
Los que escriben largo y aburrido para compensar el tamaño del pene
o la profundidad de… bueno… ya saben.
Los que se ponen apellidos de escritores famosos, tipo Mario Borges, Esteban Quiroga,
Manuel Kant, para ser encontrados más fácilmente en Google.
Los poetas de talleres de escritura que usan el cuadro de Del Bosco una y otra vez.
Los que leen a Bucay o a Clarín.
Los que tienen como treinta libros inéditos y cincuenta por escribirse.
(…) Los que abusan de la anáfora y del alcohol.
Los que abusan del agüita mineral
y la matanza indiscriminada de lechuga.
Los que aprenden de memoria un solo poema.

Los que se estudiaron lo que van a decir frente al micrófono y hacen que improvisan.
Los vagos que ponen como título del poema, el primer verso.
Y no sabemos si son más vagos los que ponen “sin título” con total desfachatez
y encima con índice incluido.
Los que hacen ensalada de frutas con carne picada y dulce de leche.
Los que defienden su poesía ininteligible, aduciendo que a Borges tampoco lo entendían
porque era un pensador profundo.
Y por último, a los poetas que se pasan para el otro lado, tipo vomito, catarsis,
psicoanálisis de manual, que leen y uno se pregunta… ¿no hay nadie que les avise?…

__________________________
Autor:
Javier Saleh, nacido en la Republica de Boedo - Buenos Aires, en 1976. Asiduo escritor
pseudo obsesivo, periodista político sin título, poeta tiempo completo, co-conductor de radio con Marcos Bentos en el programa Cero Coma Nadie, e integrante del grupo La Hernia de Sísifo, actual ciclo de poesía, teatro, radio abierta, música en vivo, y poetas invitados a troche y moche.
www.laherniadesisifo.blogspot.com

No hay comentarios: