12 sept. 2009

Rodolfo Ybarra - Tercer invitado de "Tu voz existe", colección audiovisual de literatura joven

Presentamos a Rodolfo Ybarra, tercer invitado de "Tu voz existe, la colección audiovisual de literatura joven. En esta ocasión, Ybarra habla de su acercamiento a la literatura, además opina sobre los blogs, las editoriales independientes y la generación actual. Esperamos que disfruten de esta nueva entegra de Literalgia, y si no la disfrutan, igual, esperamos que la disfruten. Saludos.
Dentro de poco anunciaremos también al cuarto invitado. Que Nietzsche los bendiga.


Revisar además el blog liberado de Rodolfo Ybarra:
http://www.rodolfoybarra.blogspot.com

10 comentarios:

Anónimo dijo...

muy bueno!!

julián p. dijo...

Rodolfo Ybarra es un gran poeta y esa entrevista le hace honor.

Anónimo dijo...

Señores Literalgia:
Muy sentido el video a Rodolfo Ybarra.
Qusiera saber porquè no le preguntaron sobre sus libros desde el año 1998 hacia adelante. Para darles mayor informaciòn les menciono algunos: POR LA BOCA MUERTOS una exquisites de la poesìa peruana escrita a dos manos con el Señor Portals,libro catalogado por el diario peruano El Comercio como el mejor del año 1992.
Està CONSTRUCCIÒN DEL MINOTAURO, obra que segùn informaciones llegadas desde Lima es un gran cosecha añeja pues a tardado años en ver la luz. Este libro fue finalista del premio Copè de Poesìa y segùn fuentes cercanas a los que fueron jurado en aquella premiaciòn este libro no obtuvo el reconocimiento merecido porque ninguno UBICABA A ESTE ESCRITOR.
RUPTURA DE HEJE aunque el autor lo califica como un ejercicio, a mi parecer es una obra que rompe con toda propuesta lingüìstica Americana.
Tambièn estàn sus ensayos como LAS ARMAS DEL ESCRITOR.
La verdad es que en el Perù como siempre solo se lee lo que vende y se estudia los trabajos de los amigos.
Llegarà el dìa en que los critiquillos limeños tengan que dejar las estùpidas mesquindades y reconocer a Ybarra tal como L.A.Sánchez Sánchez tuvo que hacer con Vallejo.
Un abrazo desde la tierra del Minos.

Katalina Rosaforte.

Literalgia dijo...

Estimada Katalina Rosaforte
No se nos escapó ese punto que mencionas. Si le preguntamos sobre cada uno de sus libros y lo puedes ver si haces clic en en link de la derecha, el que dice "Tu voz existe". Ahí Rodolfo, muy aparte de esta entreivsta, habla de sus libros, uno por uno. Ello merecía un video aparte.
Te paso además la dirección del youtube:
http://www.youtube.com/watch?v=tITG-IbpZHs

Anónimo dijo...

que bacan.

Anónimo dijo...

en esta pagina presentaran el documental que han hecho los poetas Rodolfo Ybarra y Rafael Inocente?

http://puenteareo1.blogspot.com/2009/09/la-muerte-de-la-literatura.html

Literalgia dijo...

Hola Anónimo. Temo que aquí no es la nota. Aunque tampoco entiendo por qué pones ese enlace... me llevó a la página de Faverón, pero había un texto muy largo. Qué aburrido!!!

Saludos.

Felipe

Leo Zelada dijo...

Ese silencio es practicamente una necesidad para alguien que pretenda contar lo que ahí ocurrió, en ese lugar llamado Luz de limbo . Lo ha recogido magistralmente Víctor Coral en su última novela y lo ha convertido en un discurso, en la voz de su protagonista, y al hacerlo, ha personificado en él el recuerdo de aquella época, como si estuviéramos en Chungui contemplando la belleza del paraje sin dejar de pensar que aquellas quebradas son testigo de una guerra a la que, ya no solo el Perú, sino el mundo entero, le dio la espalda.
La historia ha comenzado mucho antes incluso que el libro, con la muerte del hijo del matrimonio formado por Mónica y el protagonista. Pero el relato se inicia realmente cuando este hombre ya destruido se pasa las horas delante del televisor, mirando las declaraciones de los testigos de la Comisión de la Verdad y Reconcialiación. La CVR, como la llaman los peruanos, fue el intento de esclarecer lo que había ocurrido en el país los útimos veinte años del siglo XX, durante la guerra de Sendero Luminoso y la dictadura de Alberto Fujimori: “resultaba obvio que al presidente de la comisión le preocupaba el tema de la verdad ( ) A mí el tema que me atraía era el del Mal”. “Es decir: ¿esto es el ser humano?” A lo largo del libro se irán esgrimiendo silencios en torno a la historia, así como acrecentándose la idea de que es preciso desconfiar de las palabras, ellas no hacen más que tergiversar la realidad, como si por sí mismas no valieran nada y conllevaran una ductibilidad que las pone al servicio de su elocutor y no del lenguaje. De ahí que la obra sea tan precaria en palabras, el autor quiere llegar al alma del protagonista, un ser vacío, que antes de vivir la vida la ve pasar desde una cápsula, hermeticamente sellada contra la humanidad. Algún crítico la ha comparado con El cojo y el loco de Jaime Bayly, cierto es que en el estilo y el “aproach” hay una coincidencia filial, sin embargo en El cojo y el loco hay una mayor conexión con el otro, en la novela de Coral la disociación entre el protagonista y el mundo es abrupta. Después de literalmente tragarse los testimonios de la CVR, el protagonista escribe un artículo al respecto que “fue muy celebrado, lo que no me sorprendió porque era un zurcido de lugares comunes” y que le mereció que su periódico lo mandara de enviado especial a cubrir en Chusgui un programa demagógico del presidente Alejandro Toledo.
Una vez instalado en Luz de limbo los recuerdos de su matrimonio, del hijo perdido y las relaciones escabrosas con una lugareña ocuparán, más que las politiquerías del ex presidente peruano, las preocupaciones de un hombre que parece condenado a no poder rehacer su vida, salir adelante, olvidar. Hay aspectos de novela policial que enturbian la historia dándole un toque de misterio y que por otra parte reinciden en la memoria y representan la fractura social que persiste en el país, fuente de todos sus males.
Cabría interpretar En Migraciones como la novela de las consecuencias de la guerra política en el Perú. Es curioso cómo en La teta asustadada, premiada en el Festival de Berlín, el silencio es también un aspecto central de la película. La laconía de ambas obras pasaría a ser el resultado natural del conflicto, como si todavía las partes enfrentadas fueran incapaces de dialogar, y hubiera pululando en el mundo andino una generación de autistas, de mudos.
Una novela con un lenguaje diferente, rico en interpretaciones, con un estilo propio, y por eso mismo, encomiable; lo mejor que podría pasarle a la literatura latinoamericana es lo que le está pasando ahora, que hay muchos tipos de escritores, únicos en sus intereses y motivaciones y en la manera de narrarlas (Rodolfo Ybarra, Beto Ortiz, Thays, Bayly, Malca, Rafael Inocente y Faverón). Víctor Coral es otro nombre que apuntar en la lista, esperemos que prosiga con entregas de esta calidad.

Literalgia dijo...

Asu.

Saludos Leo.

Anónimo dijo...

qué buen reporte.

saludiños

percy